”Llévele, llévele, llévele”

La importancia de los mercados y tianguis

Los tianguis y mercados son más que un simple espacio de compra y venta: son lugares donde late la riqueza cultural de México. Aquí se concentran los sabores, colores y aromas del país. En sus pasillos se escuchan las voces de los vendedores; por todos lados se ven los letreros que invitan a comprar, anunciando frutas, carnes o quesos “al mejor precio”.  Bien lo dijo Pablo Neruda en su poema México Florido y Espinudo, “México está en sus mercados”. Esto data de tiempos prehispánicos, se mantienen en el corazón de la cultura mexicana. Mientras los mercados cuentan con un establecimiento propio y abren todos los días, los tianguis son provisionales y se establecen sobre las calles un día a la semana. Para los antiguos indígenas, los bazares eran un espacio de intercambio, convivencia y expresión cultural; ahí compraban y vendían sus productos, concertaban eventos civiles y religiosos y tomaban decisiones de gran trascendencia para sus comunidades.

mercado 1

El tianguis de Tlatelolco, el más grande de Tenochtitlán –la capital del imperio mexica–, fue descrito por el conquistador español Hernán Cortés como un sitio donde concurrían diariamente miles de personas para vender y adquirir una enorme variedad de productos. Se dice que en este centro de comercio, donde se reunían hasta 50 mil personas en un día, se vendían los productos de las siembras, vasijas de barro y piedra, pescados y mariscos, flores, algodón, obsidianas, minerales, hierbas medicinales, frijoles y frutos exóticos, guisados preparados en el momento, semillas, vegetales, mieles, sal, condimentos, carnes, aves, huevos y mucho más.

En otros países ha recibido diversos nombres, por ejemplo en España, particularmente en Andalucía, se lo conoce como zoco o mercadillo y en Estados Unidos adopta el nombre de flea market ; estos establecimientos se encuentran principalmente en los estados de Texas, Arizona, Nuevo México y California, aunque también los hay en otros estados. En Costa Rica se les conoce como “tilicheras” (en desuso) o “mercado de pulgas”, “remates”, principalmente de discos o DVD piratas.

Los Tianguis se encontraban ordenados de tal manera que formaban calles, ya que se encontraban alineados a lo largo y ancho de la plaza para que pudieran transitar los mercaderes y mercantes que se organizaban de a cuerdo a su especialidad.

El mercado en México es muy eficiente por la gran variedad de productos que puedes encontrar en ellos, ya que puedes adquirir mercancía que se acopla a la clase baja, hasta centros comerciales que ofrecen productos de la más alta calidad y que son reconocidas por su marca, y que no solo generan un gran negocio para el país, sino también fuente de trabajo para muchas familias.

En algunos mercados o tianguis sobre ruedas principalmente los de ciudades fronterizas que son conocidos como “las pulgas” “tiradero” o “yunques” se encuentran también artículos de lujo como: cosméticos, perfumería, telefonía, ropa, muebles, electrónica etc. de marca a precios muy accesibles. Los tianguis de mayor tradición normalmente son muy coloridos, como puede observarse en ciertas obras de pintores mexicanos como Diego Rivera o Rufino Tamayo, ya que tanto las mantas que se emplean para cubrir del sol los puestos, como las flores, frutas, especias, etcétera, son coloridos.

mercado 2

En este proceso de ya estar un año viviendo en Ciudad México, me he dedicado a visitar varios mercados y  tianguis. Lo más que me ha impactado es la cantidad de personas que auspician estos comercios, y su primera opción es gastar su dinero en estos espacios antes que ir a cualquier multinacional, donde evidentemente, a diferencia de otros países, todo se encuentra más económico en estos mercados que en las tiendas. Recuerdo cuando en la época navideña iba al Mercado de Jamaica y a las 2 am, estaban vendiendo miles de árboles de Navidad; pesebres hechos artesanalmente, el famoso ponche, bebida caliente preparada con especias cálidas y frutas compotables y cantidad de personas a esa hora comprando sus cositas para preparar la casa para esta época. Se sentía la emoción de las personas, sus ganas de trabajar y como unos a otros de alguna manera se apoyan en sus ventas.

Desde este momento, decidí seguir visitando otros tipos de mercados en la ciudad y ver cómo funcionaba todo.  A esto también hice una investigación de cómo surge todo este movimiento en sus orígenes y ver de qué manera podemos seguir fomentando en Puerto Rico, el apoyo al comercio local, sus mercados y sus productos, y más en estos tiempos de crisis, que en mi opinión es la manera de revolucionar y boicotear las pisoteadas que nos está ocasionando seguir apoyando empresas como multinacionales, que no les importa ni el país ni sus empleados, si no el bien de ellos mismos.

En Puerto Rico, estas cosas lamentablemente, la mayoría va y las compra a Costco o Walmart; un pesebre prefabricado y en la mayoría de los casos árboles exportados y de plástico-. ¿Porqué no mejor, apoyar al artesano que se dedica a esculpir madera, y comprarle sus pesebres?, así ayudamos a una familia a generar ingresos y así sucesivamente nos vamos ayudando unos a otros.  A fin de cuentas, colaboras con la economía, perdura la cultura y la tradición y genera un ambiente de armonía en comunidad, cosa que no te lo da ninguna de estas grandes multinacionales.

 

Si alguna vez estás en Ciudad México, estos son algunos de los mercados que puedes visitar:

  • La Merced (materias primas de cocina y pastelería)
  • Mercado de Jamaica (materias primas y flores)
  • Sonora (materias primas, artículos de cocinas industriales)
  • Lagunilla ( ropa y accesorios de venta subterránea)
  • Tepito (ropa y accesorios de venta subterránea)
  • Comonfort (antigüedades y colección)
  • Central de Abastos de Ciudad México (materias primas)
  • San Juan ( animales exóticos, especias y embutidos)
  • Medellín ( productos Suramericanos y caribeños)
  • Ciudadela (artesanía mexicana)
  • Coyoacán (artesanía mexicana, ropa y accesorios)

 

Evidentemente no podemos comparar la cultura de mercados de México con la de Puerto Rico, pues nuestra historia en muchísimos aspectos es muy diferente, pero sí podemos educarnos y ver como esto funciona y ayuda tanto en la economía de un país y adaptar esto a nuestra realidad, apoyando al vecino con sus verduras, sus panes, sus hierbas, su ropa tejida, conservas, ganaderos. Creo fielmente que esta crisis ha causado una revolución alimentaria donde la juventud se levanta y cada día son más los que se enfocan en la siembra de alimentos. Si apoyamos y compramos a estos agricultores y otros preparamos alimentos con estos productos y así otros compran estos otros productos;  esto es una cadena en donde todos nos vemos beneficiados y todos aportamos unos con otros. Nos tenemos que unir como pueblo, crear conciencia y sobre todo no perder las ganas de seguir educando al que no conoce. ¡Por algo se empieza!

¡Saca tus domingos de paseo a visitar mercados por la isla! ¡Te la pasarás muy bien, comiendo, haciendo tu comprita de la semana y apoyando el producto que se cultiva en tu tierra!

 

Aquí una lista de algunos mercados en Puerto Rico:

  • Plaza del Mercado Río Piedras
  • Plaza del Mercado Santurce
  • Plaza del Mercado Caguas
  • Plaza del Mercado Bayamón
  • Plaza del Mercado Mayagüez
  • Mercado Orgánico de La Placita de la Roosevelt
  • Mercado de la Ventana al Mar
  • Mercado Agrícola Natural en Viejo San Juan
  • Mercado Agroecológico de Rincón
  • Mercado de Agricultores Barranquitas
  • Plaza del Mercado Luquillo
  • Luquillo Farmer’s Market
  • Mercado Agrícola Natural de Ponce
  • Plaza del Mercado Arecibo
  • Plaza del Mercado Cabo Rojo

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s