Perú: la última travesía de dos aventureros boricuas.

Sigfredo Ayala – alias -Fredito-; mi primo hermano y su esposa son un encanto. Llevan dos años de casados y desde entonces no hay fin de semana que se queden quietos en su casa. Siempre andan de playa, dándole vuelta a la isla y descubriendo las maravillas de Puerto Rico. Se propusieron viajar una vez al año, a un destino diferente cada vez. Este año fueron a Perú. Los invité a colaborar en este espacio y así poder compartir  la alegría que sentí yo cuando vi sus fotos y me contaron sus anécdotas.

A Pasos de Hormiga: ¿Cuándo y cómo surge la idea de hacer este viaje?

Sigfredo: Hace varios meses estábamos imaginando que podíamos hacer para celebrar nuestro segundo aniversario de bodas. Ya teníamos varias amistades que habían visitado el Machu Picchu y nos interesaba poder visitarlo.  Después entramos a Facebook y vimos un video que compartió National Geographic de un lugar llamado la Montaña de 7 Colores (Rainbow Mountain), nos enamoramos a primera vista y pensamos que algo así no podía existir. Buscamos información y supimos de su ubicación, y que también está en la misma región donde hay un sin número de lugares más como el Machu Picchu, Wayna Picchu, el Valle Sagrado Inca (Chinchero, Moray, Ollantaytambo y Pisac), las Salineras de Maras y la Laguna Piuray entre otras. Todo esto está en la antigua capital de los Incas, la Ciudad de Cusco, Perú.

 

‘’¡Machu Picchu, que maravilloso eres! ‘’ – dice Karen.

 

IMG-20180516-WA0017

A Pasos de Hormiga: Cuéntanos sobre los lugares que visitaron.

Sigfredo y Karen: Logramos visitar todos los lugares antes mencionados y algo que nos ayudó fue llegar días antes de la primera excursión para adaptarnos a la altura de la ciudad  (3,400 metros)  y tener días de descanso entre medio de las excursiones ya que te buscan muy temprano en la mañana y cuando regresas es de noche. No estamos acostumbrados a excursiones que duren 12 horas o más.

IMG-20180521-WA0048

La altura de la ciudad de Cusco es demasiada para nosotros que vivimos prácticamente al nivel del mar y esta aproximadamente a 3,400 metros sobre el nivel del mar. Nuestro mejor remedio para poder adaptarnos fue tomar mate de coca (té de coca). La hoja de coca es como una hoja de laurel, le echas varias hojas en agua caliente y con una taza es suficiente, hacíamos esto todas las mañanas.

Valle Sagrado la componen Chinchero, Moray, Ollantaytambo, Pisac y se le suman a la misma excursión la Laguna de Piuray y las Salineras de Maras, todo esto en un solo día.

Machu Picchu & Wuayna Picchu se visitan ambas en un mismo día. En la mañana subimos al tope de la montaña Wuayna Picchu para ir al medio día visitar las ruinas del Machu Picchu es un poco agotador pero vale la pena. Es un lugar mágico de una gran energía y aquí fue donde pasamos nuestro día de aniversario.

IMG-7077

Plaza de Armas de Cuzco

 

Desde el corazón de la ciudad de Cusco que es la Plaza de Armas, donde puedes recorrer a pie muchos lugares de interés como lo son el Museo Inca, la Piedra de los 12 Ángulos, la Calle de San Blas, el Mercado de San Cristóbal, las diferentes Catedrales y Basílicas. También pudimos visitar el Bosque de los Eucaliptos y el Cristo Blanco que está en el tope de una montaña y se puede apreciar toda la ciudad desde allá arriba.

Montaña 7 Colores (Rainbow Mountain) todo empieza entre las 3:30 a.m. y 4:00 a.m. cuando abordas el autobús. Son aproximadamente tres horas y media de camino en donde la última hora es un camino en tierra. En el camino el guía nos da las primeras instrucciones y nos dice que una vez nos bajemos del autobús hay que caminar 5 millas para llegar a la Montaña de 7 Colores y otras 5 de regreso. Empiezas a subir a una altura 4,600 msnm y al llegar a la montaña estas a 5,200 msnm.

IMG-20180519-WA0009

  • ‘’La montaña de 7 colores se ve espectacular en fotos y yo quería llegar allí. Nadie nunca nos dijo como podíamos llegar y el trabajo que se pasa para poder lograr llegar’’.- Karen

 

This slideshow requires JavaScript.

A Pasos de Hormiga: ¿Que tal la comida? Dicen que Perú es una gastronomía increíble. ¡Aún no he tenido el privilegio de visitar!

Sigfredo: ¡La comida de Cuzco nos encantó! En la calle puedes encontrar riquísimos tamales y los choclos (maíz). De las bebidas nos gustaron mucho su típica chicha morada, la inka cola, la cerveza de trigo cusqueña y su famoso pisco sour. De la comida tuvimos la oportunidad de comer ceviche de truchas, el biftec a lo pobre, salchipapas, lasañas hechas al horno en leña, sopas y su plato gourmet, el cuy.

Para comer el cuy (conejillo de indias), decidimos ir al Restaurante Kusikuy, ubicado en la Calle Amargura, del cual tuvimos las mejores referencias. Al momento de traer el plato me preguntan que si lo había comido antes… les dije que no. Me preguntaron: ¿Quieres que lo piquemos?, le contesté que si. ¿Te comes la cabeza para traértela? ¡Nooo!

IMG-7075

Sigfredo comiendo cuy (conejillo de indias)

Tenía muy buen gusto, claro, tenía que comerlo porque ir a Cuzco y no hacerlo es como no ir pero con esta vez es suficiente.

En todos los bares y restaurantes encuentras su bebida el pisco sour pero decidimos ir al Limbus Restobar uno de sus mejores bares muy cerca de la Calle de San Blas, que para llegar tuvimos que subir y subir a pie y si valió la pena. Un lugar el cual tiene la mejor vista hacia la Plaza de Armas y la ciudad de Cusco, y el pisco sour el mejor de Cuzco!

En donde quiera que vayas y pidas un jugo (naranja, piña, moras, papaya, maracuyá), son naturales y hechos al momento a temperatura ambiente.

20180518_083420

En ningún lugar que visitamos usaron platos ni utensilios de plástico. Todo se sirve en vajillas de cristal. No hay comida chatarra. En la gran mayoría de los restaurantes había menú vegano. En fin, están muy preparados para recibir turistas de todas partes del mundo para complacerlos.

  • ’Algo que me impactó fue ver que mujeres y hombres trabajan de igual forma trabajos fuertes y los niños siempre están con sus padres, cerca de ellos mientras trabajan. ’’ – Karen

A Pasos de Hormiga: ¿Alguna anécdota o experiencia en particular que no van a olvidar de este viaje?

Sigfredo: Todas las tardes antes de llegar al hostal había un pequeño colmadito entre la calle Suecia y la calle Resbalosa que lo atendía Don Augusto que siempre estaba con su perro Chester. Tenía un letrero que decía: primero salude, segundo pida y tercero dé las gracias. Siempre le pedía una cerveza cusqueña y le hablaba de lo que hicimos durante el día, de cómo era la vida y las playas de Puerto Rico. El día que me despedí de él y su perro le estreche su mano y cuando iba por la puerta me llama y me dijo: “no te vayas llévate esto para tu viaje”, me dio una barra de granola. Nunca me tiré una foto con el pero tenía que tener cerca de 80 años. Para mí su gesto valió mucho, nunca olvidaré  a Don Augusto y a su perro Chester. Por cierto la barra de granola me la comí antes de abordar el primer avión.

IMG-20180523-WA0015

A Pasos de Hormiga: ¿Qué consejos podrías dar a personas que quisieran viajar de esta manera y como lo logran juntos cada año?

Karen: Quitarse de la mente las agencias de viajes y hacer las cosas buscando información por Internet, reservando con la mitad del dinero y luego saldar en el lugar al momento. ¿Ahorrar? yo vivo cheque a cheque a mi no me da el dinero para ahorrar. Mi esposo y yo ahorramos dos a tres meses antes y tratamos de guardar $80.00  diarios para comida y llevar una maleta con la ropa, máximo 2 pares de zapatos y otra vacía para no cohibirnos de comprarnos lo que nos guste. Para quedarnos siempre escogemos hostales que son súper económicos e incluye desayunos y te sientes en tu casa por el trato de las personas que trabajan. También viajamos teniendo siempre en mente buscar cosas para decorar nuestra casa, cada esquina tenga algo de cada lugar que visitamos.

Sigfredo: Consejos o tips que le puedo dar a quienes quieran hacer este tipo de viaje como mi esposa, mi mamá y yo es que no te saques de la mente lo que quieres lograr. Busque todas las alternativas posibles y tome las que le conviene. Arriésguese y no tenga miedo. Todo este viaje lo hicimos por nuestra cuenta. Estuve durante 4 meses entrando a aplicaciones todos los días viendo los precios de los vuelos hasta que bajaron a lo que queríamos, en un momento estaban a $750 y dos meses antes del viaje bajaron a $522 (3 aviones y 7 horas de vuelo). Busqué información en Google, videos en Youtube y haga una lista de todo lo que quiera hacer. No hay mayor satisfacción que al final del viaje hagas todo lo que anotaste de la lista y varias cosas más porque no sé si algún día regrese al Perú… esta vida es solo una.

IMG-7076

Gracias Karen y Fredito por compartir esta experiencia. Ahora queda como recuerdo y como bien dices esta vida es solo una. Viajar es un privilegio y una escuela. ¡Que sigan viajando, aventurando y descubriendo juntos!

Fred Ayala, agricultor de Naranjito P.R.

blog (17)

Tuve la oportunidad de entrevistar a uno de mis primos que tanto aprecio y admiro; Fred De Jesús Ayala Rodríguez. Fred, de 29 años de edad; natural del Barrio Cedro Abajo, Sector Los Pagán del pueblo de Naranjito Puerto Rico. Se graduó en el año 2009 de la UPR Cayey de maestro de Educación Física revalidado. Al día de hoy no ejerce lo que estudió, pues siempre se le ha hecho bien cuesta arriba conseguir empleo en este campo, dado a la situación que conocemos que vivimos en Puerto Rico y más en lo que corresponde al sistema de educación. Actualmente trabaja a tiempo completo de mantenimiento en el Hospital de Veteranos de San Juan y dedica su tiempo libre a su pasión que es la agricultura autosustentable.
Cuenta Fred que su pasión por la agricultura comenzó desde que era niño, se crió ayudando a su mamá y su abuela en el huerto. También se pasaba detrás de sus abuelos y un vecino ayudándolos a sembrar habichuelas en sus fincas. Ellos le daban una lata pequeña llena de semillas de habichuelas para que las sembrara en el terreno arado por los bueyes. Su vecino y amigo Don Geño Pagán ha sido su gran maestro en la agricultura.

  • ¿Cómo se desarrolla el trabajo del campo a lo largo del día?

Dependiendo la tarea a realizar como la preparación de terreno, preparación y selección de semillas, mantenimiento, aplicación de nutrientes, riego de agua etc. Siempre planifico lo que voy hacer. La preparación de terreno es la más fuerte físicamente e importante porque hay que hacer hoyos con el azadón en un risco y zanjas grandes para recoger y desviar el agua de lluvia y así no se afecte la plantación por el exceso de agua. Las demás tareas son llevaderas. A veces contrato a un vecino agricultor para adelantar trabajo.

  • ¿Es duro el trabajo en el campo?

No es duro el trabajo si te gusta y lo sabes hacer bien tu mismo. Puede ser duro si trabajas para otro o si trabajas para ti mismo y no te organizas con el tiempo disponible y te sobrecargas de tareas por tener una plantación grande y poco tiempo para atenderla completa como se debe. La agricultura y la prisa no mezclan. Es sacrificado porque hay dedicar buen tiempo para obtener buenas cosechas. Primero hay que dominar con tiempo y conocimiento una micro finca (huerto grande o tala de auto sustento) antes de entrar a una macro finca (siembra comercial).

  • ¿Qué satisfacciones proporciona cultivar su propio alimento?

Muchas. Es divino porque es ley natural de Dios trabajar la tierra, sin agricultura no hay comida. Satisfacción de que estoy ejerciendo una acción importantísima por mi país cuando enseño o ayudo a alguien a producir su propio alimento. Satisfacciones de sabor, producir comida saludable y gran satisfacción económica cuando yo como productor le vendo mi producto directo al consumidor ganando más en la cadena de distribución.

blog (28)

  • ¿Saben igual los vegetales y frutas cultivados por uno mismo que comprados en la tienda? ¿En qué se diferencian?

No saben igual. Se diferencian en el sabor rico e intenso que tienen los vegetales y frutas acabados de salir de la tierra gracias a que están hidratadas. El sabor de la frescura es único. La textura de las malangas y yautías producidas aquí es bien tersa al hervirla y la mancha que botan cuando las cortas le da un sabor genuino a diferencia de una malanga o yautía importada que está deshidratada, dura, seca y alto precio.

  • ¿Cuáles son los cultivos que más se siembran? ¿Y los que menos? ¿Por qué?

Depende de la región, cultura del lugar y  el grado de dificultad para producirlo. En el caso de Puerto Rico el plátano y los guineos son de los más que se siembran. Somos la isla del mofongo, alcapurrias y pasteles. Se cultiva mucho recao y ajíes dulces para el sofrito. Barranquitas y Orocovis producen mucho apio y ñame.  Los menos que se cultivan son productos exclusivos para restaurantes que mucha gente desconoce o no saben utilizar como las especias, arúgula, albahaca, micro greens, kale y frutas exóticas como el corazón y fruta dragón.

  • ¿Qué tipo de sustancias químicas utiliza para mejorar el rendimiento del cultivo? ¿Son sustancias ecológicas o no ecológicas?
    Utilizo para ayudar a adelantar los plátanos un abono químico granular de liberación de nutrientes lenta en cantidades pequeñas para no afectar el suelo ni el fruto. Todos los productos que utilizo son recomendados por los agrónomos de mi pueblo. No acostumbro a utilizar plaguicidas de contacto o directo a la hoja y fruto. Las demás plantas las fertilizo con composta que yo preparo, estiércol curado de mis gallinas ponedoras y estiércol de conejo. Uso sustancias ecológicas como el aceite de neem y no ecológicas cuando las plagas atacan fuertemente la plantación.

 

  • Si un año tiene mucha cosecha ¿qué hace con ella? ¿La vende, la conserva o se la da a familiares y amigos?
    Primero consumimos en casa y reparto a familiares y vecinos. Acostumbro a hacer intercambio de viandas y semillas con mis vecinos agricultores. Conservo una parte de la cosecha para utilizarla como material de propagación o semilla y luego vendo a personas cercanas que conozco y a un restaurante en mi barrio.

 

  • ¿Que puede hacer que un año haya una mala cosecha?
    Cualquier extremo de la naturaleza como una sequía, exceso de lluvia, vientos fuertes, ataques de plagas y hongos etc. También hacer prácticas agrícolas mediocres o sin conocimiento como aplicar abono en exceso o no echarle agua a la plantación puede afectar la cosecha.

This slideshow requires JavaScript.

  • ¿Podría comentarme algo más sobre los cultivos que siembra y como aporta en tu vida personal?
    Fred tiene un poco más de media cuerda de terreno sembrada y surtida de plátanos, guineos, yautías, malangas, batatas, calabazas, maíz, papayas, especias  y hierbas como el perejil, cilantrillo, romero entre otras medicinales. Al tener diferentes plantas en un mismo lugar ellas se protegen entre sí de las plagas y hongos. Esto es lo que se llama un policultivo a diferencia del monocultivo que se siembra solamente una cosa en grandes cantidades y son más susceptibles a plagas. Fred siembra de manera escalonada para tener cosecha todo el año y tiempo para atenderla y venderla. En lo que crecen los plátanos que tardan catorce meses pues cultiva plantas que se dan a los tres y seis meses y así va recuperando la inversión en lo que corta los plátanos. En su vida personal, todos estos procesos aportan mucho ya que  utiliza la agricultura como un medio de actividad física y ejercicio, promueve los estilos de vida activa y saludable y es partícipe de la seguridad alimentaria de Puerto Rico que tanta falta nos hace.

 

  • ¿Alguna anécdota en particular a través de los años que llevas sembrando?

En una ocasión estuve en Cuba, cuando fui la primera vez en julio 2015 quedé impresionado con las plantaciones enormes, organizadas y limpias que hay en las provincias de Artemisa y Pinar del Río. Admiro la agricultura de Cuba ya que es una agricultura tradicional a grandes escalas con el uso bueyes, arado y corsas para cargar las viandas, auto sostenible, agroecológico y han desarrollado fuertes cooperativas agrícolas. La agricultura de Cuba es el modelo a seguir para que la agricultura de Puerto Rico sea auto sostenible y agroecológica. Quiero aprender lo más que pueda para así transmitir mis conocimientos a las personas interesadas en la agricultura y servir con mi ejemplo a las nuevas generaciones que se están uniendo al desarrollo agrícola en Puerto Rico. Nuestra isla necesita urgentemente más manos en la tierra de todas las edades comprometidos con la seguridad alimentaria porque solo producimos un 15% de los alimentos que consumimos. Voy a pasos de hormiga, lentos pero constantes con el fin de ayudar a levantar a mi país que tanto amo.
Son muchas experiencias bonitas; me vivo y disfruto el campo y la agricultura al filo del machete. Me gusta estar en la finca temprano a las 5:40am con taza de café en mano escuchando la orquesta de todas las aves puertorriqueñas anunciando el amanecer pitando y cantando. Luego ir a buscar los bueyes alquilados para enyugarlos y arar el terreno talado y ver los rayos del sol haciendo alfombras de luz en el terreno.  Me da mucha alegría que más tarde en la mañana se van acercando los vecinos y amigos a disfrutarse esa hermosa estampa puertorriqueña mientras cuentan sus relatos y experiencias de cuando se sembraba en los tiempos de antes. Soy de un barrio agrícola y respeto y aprecio mucho a mis abuelos agricultores y agricultores de mi barrio que me enseñaron a trabajar la tierra. Me llena seguir con sus legados en la agricultura campesina.

Fred es un ser de luz, inspira paz, mucha pasión sobre lo que hace y sobre todo humildad. Fred es millonario en estos tiempos de crisis; pues tiene un hogar autosustentable y sobre todo emana amor y tranquilidad. Hacen falta muchos Fred en estos tiempos que vive nuestra isla.

 

 

 

(Esto fue una publicación del blog A Pasos de Hormiga en noviembre 2015; esto es una recuperación de información)

David Paz, el barman de Limantour

blog (50)

Casualmente, estuvimos visitando la barra de Limantour en Condesa y David, fue quien nos sirvió. Hablando con él, nos enteramos que guarda muy buena relación con muchos de los barmans de La Factoría en Puerto Rico, quienes también han ido a Limantour a compartir con él. David me invitó a visitar el Speakeasy Xaman en Paseo de la Reforma, donde tendría una sección de fotos de algunos de sus coctéles y aproveché la oportunidad para hacerle una pequeña entrevista.

        ¿Desde que momento y porqué comenzó tu interés por la coctelería?

Estaba estudiando gastronomía, en el Instituto  Gastronómico Corbuse y en las clases de coctelería descubrí esta pasión. Comencé trabajando eventos los fines de semana. De ahí trabajé en un restaurante en Santa Fé y comenzó como bartender. Luego hice prácticas en The Monkey Bar, en Colonia Roma Norte. Luego, entre a Limantour, comencé como barback y luego bartender, hace 1 ½ año.

      ¿Qué te hace inspirarte en un trago?

Me baso en mí día a día; mi relación con otras personas. Los viajes también me inspiran.

¿A qué coctel creado aprecias como tesoro? ¿Por qué?

Bijou. Es un coctel clásico que lleva Gin, Vermouth Rosso, Chartreusse Verde, Angostura y aromatiza con limón. Es un sabor complejo. Su historia está enfocada en Francia, de la época de Belle Époque.

Creado por el: Damiana: Planta que usaban los indígenas en Baja California con Southern Comfort.

     ¿Qué botella no debe faltar en tu mesa de trabajo?

Los ginebras, el ron y el tequila, puedo estar sin el vodka; si uso el Zubrówka; vodka aromatizado con hierbas.

Una experiencia inolvidable en tus años de bartender, sea personal o con un cliente.

Una persona que era alérgica a varias cosas, como yerbabuena, toronja, kiwi y azúcar, fue difícil crearle algo especializado, fue un reto.

   ¿Cuál ha sido la respuesta del público y de la industria a lo que ustedes en Limantour están haciendo?

Muy buena, ha gustado muchísimo.  De hecho, nuestros clientes, ahora más que nunca, de domingo a martes son extranjeros, desde la segunda vez consecutiva en salir dentro de las mejores 50 barras. El resto de semana son personas del vecindario, somos un neighborhood bar.

     En su faceta como coctelería; ¿Cuánto tienen que educar a su público versus el público que conoce de cocteles?

No batallas mucho con la gente, porque saben lo que somos; nuestro público nos da el espacio para crear, a veces nos dicen que quieren en su trago y en el proceso interactúas con la gente.

En un lugar que se trabaja con espíritus, ¿Cómo describirías el espíritu de Limantour?

Divertido, extrovertido. Es todo una experiencia de tener el proceso de crear y hablar con el invitado.

     ¿Cómo la coctelería en Limantour se nutre de la cultura mexicana?

Pues si usamos productos mexicanos, pero no es el enfoque. Si se usa muchos chiles, mezcal, tequila, y sal de gusano.

     ¿Cómo se siente haber sido escogido dentro de las mejores 50 barras del mundo?

Es un sentimiento de seguir mejorando. Del año pasado a este, subimos 27 lugares, y quedamos 1er lugar de Latinoamérica y el Caribe. Para lograr esto, estudiamos y estuvimos más dedicados y entregados a lo que hacemos.

¿Qué le puedes decir sobre Limantour a alguien que no los ha visitado?

Que hay una atención divertida, personalizada, trabajamos con recomendaciones según lo que te guste.  ¡Date la vuelta!

 

blog (52)